archivo

Archivos Mensuales: febrero 2012

COMUNICACIÓN DE RESISTENCIA

Se insiste mucho en que la riqueza de las redes sociales se basa en compartir. Facebook, LinkedIn o Twitter, por ejemplo no tendrían razón de ser si sus usuarios no compartiéramos contenido, estados, música, pensamientos, conocimiento, opiniones… ¿Se imaginan? Una red con un montón de usuarios que no dicen nada…

Cada uno de los usuarios activos de una red social la enriquecemos, nos enriquecemos, con nuestras aportaciones y las de las personas de nuestro entorno. Gracias a nuestros contactos descubrimos cosas nuevas todos los días, aprendemos cosas que siguen estimulando nuestras ganas de saber más. Independientemente de la motivación de cada cual para compartir (afán de notoriedad, promoción social o profesional, superegos, etc.), sin esas aportaciones las redes sociales son un erial, una caja vacía, que pierde todo su atractivo.

Un atractivo curioso, creado por unos pocos, si tenemos en cuenta la regla del 1-9-90 que, tradicionalmente, define el…

Ver la entrada original 321 palabras más

Anuncios

COMUNICACIÓN DE RESISTENCIA

Me atrevería a decir que hace veinte años el común de los mortales no sabía qué era un gabinete de comunicación. Era un concepto muy especializado, muy de la profesión. Hoy, casi cualquier persona sabe qué es y para qué sirve. Lo que no sale en prensa no existe, esto lo ha aprendido muy bien todo el mundo. Cualquier asociación, cualquier empresa, por pequeña que sea, sabe que para que sus acciones tengan repercusión tiene que enviar una nota de prensa a los medios.

¿Seguro?

Quizás hace cuatro o cinco años sí pero ahora las cosas han cambiado. Cada vez es más difícil que la información de una nota de prensa llegue a publicarse. Me gustaría decir que es porque los medios hacen mejor su trabajo, investigan más y se resisten a copipegar y publicar lánguidamente las notas de prensa que les llegan desde todas partes, pero no es así. Paradójicamente…

Ver la entrada original 341 palabras más

COMUNICACIÓN DE RESISTENCIA

Desde hace unos años los gabinetes de comunicación han proliferado que es un primor.

No vamos a explicar aquí qué es un gabinete de comunicación, lo buscan en Google y encuentran un porrón de referencias. Casi diecinueve millones, para ser más exactos.

El caso es que, en esencia, un gabinete de comunicación debería servir para dar información, para que todos supiéramos más cosas de la empresa o institución a la que representan. En muchos casos es así, hay muchas personas muy profesionales trabajando para que sepamos más. Alabadas sean. Pero, no nos engañemos, también hay muchas personas que trabajan aún más, si cabe, para que sepamos menos y peor.

Uno de los daños colaterales de los gabinetes de comunicación es el exceso de información, qué le vamos a hacer, sobre todo en el caso de los institucionales. En contra de lo que pudiera pensarse, los gabinetes institucionales parecen tener como…

Ver la entrada original 262 palabras más