archivo

Archivos Mensuales: julio 2012

COMUNICACIÓN DE RESISTENCIA

El mundo se comunica con nosotros a través de sonidos, aromas, sabores, imágenes, roces, impulsos…

Unas veces estamos abiertos, receptivos, preparados, y percibimos esa melodía escuchada al azar en todo su esplendor. Otras, no somos capaces de reconocer el peligro de un alimento en mal estado porque no le prestamos atención a su olor. O andamos tan absortos pensando en nuestras cosas que no nos damos cuenta de que el semáforo ha cambiado de color. Unas veces no notamos el cariño que expresa un apretón en el hombro y otras salvamos el cuello por hacer caso a nuestro instinto.

El mundo se comunica con nosotros incluso aunque no queramos, aunque no estemos preparados para lo que nos tiene que decir, aunque no entendamos todos los mensajes.

En este contexto, con tal cantidad de información que tenemos que procesar constantemente, sería lógico pensar que, o bien estamos superentrenados y somos capaces…

Ver la entrada original 60 palabras más

Anuncios

COMUNICACIÓN DE RESISTENCIA

Yo no soy muy de hacer listas y clasificaciones. Un día me masmola algo y al siguiente me horripila pero la idea de #ordendemolez de El hematocrítico de cine* de hace unos días me pareció buena idea para ordenar aquello que me horroriza en el uso de las redes sociales, especialmente en Facebook. Que no es que yo sea superoriginal y las haya inventado, son de sentido común, pero ya sabemos que no es el más común de los sentidos y menos, al parecer, en las redes sociales.

Así que, de “me da más o menos igual” a “causa de empalamiento”, aquí va mi lista de menosmolar en Facebook:

1. Los automegusta. Ya sabemos que te gusta, es tu foto, tu obra, tu hijo o te has tomado la molestia de compartirlo.

2. Que alguien escriba sistemáticamente con abreviaturas de SMS. Ante estos mensajes dudo entre “va a…

Ver la entrada original 461 palabras más

COMUNICACIÓN DE RESISTENCIA

Escribo esta entrada intentando abstraerme del fútbol, pero es imposible. Me llega cada movimiento de la selección española en forma de huuuuuuuuuuy nervioso y compartido, desde los cuatro puntos cardinales: al norte, las terrazas de los bares se han llenado de familias, atraídas por las pantallas de televisión en la calle, las bravas y las cervezas fresquitas; al sur, los fieles de la Iglesia Evangélica de todos los Santos del Señor del Séptimo Día corean las andanzas de la Roja con alegría y alabanzas al Altísimo, agradeciendo su intervención divina. Al este y al oeste los gritos de los televisores impiden que pueda concentrarme en otras cosas. El sonido del fútbol el omnipresente.

Mi barrio se llena de hombres, mujeres y niños con camisetas de La Roja, sonrientes, felices, con la cara pintada, cual guerreros preparados para la batalla. Y, digo bien, batalla, porque caminan sobre cenizas, esas que hace…

Ver la entrada original 301 palabras más